¿Conviene cancelar un crédito a tasa fija con otro ajustable por UVA?

Economía

Compartir

En general siempre que se espera que la tasa de inflación futura sea menor que la actual, se produce esta situación donde las entidades financieras ofrecen créditos personales a tasa fija, en el convencimiento de que los plazos futuros serán financiados con una tasa pasiva menor a la actual.
En este sentido, cabe aclarar que los bancos no prestan su dinero, prestan el de sus depositantes y observando la composición de los depósitos de todo el sistema, el vencimiento medio del total de los depósitos no supera los 60 días. Por eso, la tasa de ganancia esperada con los créditos a tasa fija es de magnitudes “obscenas”, tal como ocurrió en la década del 90 después de la hiperinflación de 1989.

Un trabajo titulado “Lo que la gente compra es la cuota”, presentado en las jornadas de Profesores Universitarios de Matemática Financiera en 1990, mostraba como en los créditos otorgados en dólares, las tasas llegaban al 150% Efectiva Anual. Si a eso lo comparamos con una inflación que en los últimos 9 años de la convertibilidad fue del 10,3% por los 9 años, es decir del 1,06% anual promedio, comparado con la tasa en dólares del 8% mensual, no existe ninguna duda de que consiguiendo cualquier financiación a una tasa menor, la respuesta a nuestra pregunta del título es obvia.

La situación en la actualidad no es la misma dado que los créditos que se pueden tomar serán ajustados por la inflación por lo tanto debemos evaluar las siguientes alternativas:
1) ¿Cuál es la tasa fija de interés a la cual tenemos contratado el préstamo?
2) ¿Cuántas cuotas faltan pagar del mismo?
3) ¿Existe algún costo por cancelación anticipada del crédito a tasa fija?
4) ¿Cuál es nuestra expectativa de inflación futura, seguirá siendo decreciente?
5) ¿Cuál es la tasa de interés que se aplica sobre el capital ajustado por inflación?
6) ¿Qué gastos de otorgamiento tiene el crédito?
7) ¿Tiene que realizar una apertura de una Caja de Ahorro, la cual tiene un costo mensual de mantenimiento?
8) ¿Tiene que suscribir una Tarjeta de Crédito la cual tiene gastos mensuales y anuales?
9) ¿Existe un seguro de vida obligatorio a capital decreciente?
10) ¿Existe un cobro de gasto por cobranza de cuota?

Respondidas las preguntas anteriores, podremos evaluar la conveniencia o no de tomar un crédito UVA para cancelar uno que hemos tomado a cuota fija. En general, si la cantidad de cuotas que faltan pagar es menor a doce, entiendo que no es conveniente tomar un nuevo crédito para su cancelación, salvo que la tasa fija sea de características “groseras”, por ejemplo Que se encuentren entre el 10 y el 20% mensual.

Oscar V. Biondini

Por Oscar V. Biondini | Consultor financiero

Tiempo Industrial 110 – Año 11 – Página 9