El plan de infraestructura para Vaca Muerta se presentó en CERAWeek 2019

El País

Compartir

Petronas confirmó una inversión de 2300 millones de dólares para extraer junto a YPF shale oil en el área La Amarga Chica durante la feria petrolera llevada a cabo en Houston.

En el marco del CERAWeek 2019 (la feria petrolera más importante de Estados Unidos), el gobierno nacional promovió inversiones energéticas con las posibilidades que ofrece Vaca Muerta y Petronas ratificó el anuncio del desarrollo masivo que la cúpula de la empresa argentina anunció a fines del 2018 en Neuquén.

El millonario monto de inversión es lo que junto a YPF la empresa invertirá en los próximos cuatro años, para un plan que podría alcanzar hasta los 7000 millones de dólares en el futuro. Se trata de la segunda mayor inversión en Vaca Muerta.

YPF proyecta que hacia 2022 la inyección de crudo proveniente de este área permitirá contribuir a una suba del 20% en la producción total hacia ese año.

La Amarga Chica forma parte de las siete áreas que ya aceleran en desarrollo masivo. Permitirá dar un salto cuantitativo en la producción de petróleo neuquino, hoy, en el orden de los 170 mil barriles diarios de crudo.

Este crecimiento plantea la necesidad de construir nueva infraestructura a futuro para poder dar respuesta al transporte del crudo hacia centros de procesamiento.

En el caso del gas, Neuquén produce unos 70 millones de metros cúbicos diarios, después del gran salto del último año.

“El break even de Vaca Muerta hoy está por de bajo de los US$ 40”
El CEO de YPF, Daniel González, aseguró durante el CeraWeek2019, que el break even (umbral de rentabilidad) en Vaca Muerta bajó en los últimos dos años de 60 a 40 dólares por barril y en algunas zonas podría acercarse 35 dólares.
“Sabemos que hemos incrementado la productividad, de forma que nos permite ser sustentables. Hace un par de años atrás estaban en torno a los 60 dólares por barril y hoy estamos fácilmente por debajo de los 40 dólares y en algunas zonas de Vaca Muerta podríamos acercarnos a 35 dólares.

Ante un auditorio repleto de inversores, González destacó también el interés que ha despertado Vaca Muerta desde que YPF encabezó los primeros trabajos en la cuenca.

Con relación al shale gas, González aseguró que “estamos atravesando una transición. Después de muchos años de tener déficit en el gas, y luego de haber implementado un programa de incentivo de precios, la producción creció muy rápido y pasamos de tener déficit a tener superávit.

A continuación, remarcó que YPF está en condiciones de incrementar su producción de shale gas en un 50% durante los próximos cuatro años, pero para eso necesita ampliar mercados. “Estamos considerando seriamente algunas medidas de medio término, como construir un gasoducto y reemplazar LNG en invierno, pero más importante es construir una instalación para destrabar este enorme recurso natural de dry gas (gas seco). Ha habido un gran crecimiento y estamos entrando en una transición donde el crecimiento va a ser más suave, pero donde el objetivo de destrabar este recurso es para entrar en el mercado mundial”, subrayó.

Con respecto al shale oil sostuvo que “para el final de este año esperan que llegue a representar el 20% de toda la producción de crudo”.

Un ex Chevron busca desembarcar en Vaca Muerta con su empresa
Amos Global Energy, la petrolera conducida por el ex presidente de Chevron para África y Latinoamérica Ali Moshiri, está en negociaciones con Gas y Petróleo de Neuquén (GyP) para asociarse en la producción de hidrocarburos en Vaca Muerta.
La inversión inicial sería de unos 500 millones de dólares para operar en un área en la ventana de gas húmedo de la formación geológica.
De concretarse, se trataría de la llegada de una nueva empresa de las denominadas independientes a la cuenca neuquina. Son aquellas de más baja escala que luego de conseguir sumar una cartera de inversores deciden entrar en el negocio.

Las fuentes consultadas en Neuquén confirmaron las tratativas. Sería una inversión cercana a los 500 millones de dólares. Por ahora, oficialmente la empresa provincial no dio a conocer el área donde se asociarían.
GyP, en su carácter de titular, pondría el área y sería socia con el 10 por ciento, con un esquema similar al de sus convenios con otras empresas en la cuenca neuquina.

Moshiri fue una de las figuras centrales durante el despegue de la formación de recursos no convencionales. Al frente de Chevron cerró un acuerdo con YPF en 2013 para producir shale oil en Loma Campana, el área emblemática que demostró que era viable ir a buscar los recursos no convencionales en los que Estados Unidos había sido pionero.

Publicado en Tiempo Industrial 126 | Año 12