En Bahía Blanca se observa una actividad movilizadora en cuanto a la certificación

Normas y calidad

Compartir

Así lo aseguró Cristina Sánchez Biurrum, gerente regional de IRAM, quien de visita en la ciudad, brindó detalles sobre el trabajo que realiza el ente a nivel local, regional y nacional.

De visita en Bahía Blanca, en la flamante oficina ubicada en calle Paraguay 241 (10° piso B), Cristina Sainz Biurrum, gerente regional de IRAM, brindó detalles sobre el funcionamiento de la entidad y los servicios que ofrece a las empresas.
Además, habló de la relación con la Unión Industrial de Bahía Blanca y especificó cómo será el curso para la formación de especialistas en gestión de la calidad que se brindará en la sede de la UIBB, entre abril y noviembre.

“La idea de estas oficinas es estar más cerca de los usuarios. Actualmente, tenemos cuatro unidades de negocios que son: la normalización (generación de normas), que es por lo que IRAM nació allá por 1935; la certificación de productos procesos, servicios y personas; el centro de documentación en el que se pueden adquirir normas, tanto nacionales como internacionales; y la formación de recursos humanos en las que brindamos capacitación en trece temáticas, que van desde el turismo a la calidad y la seguridad”, explicó Sainz Biurrum.

Entre la oficina de Bahía Blanca y la de Mar del Plata, se atiende a toda la provincia de Buenos Aires, excepto conurbano bonaerense y alguna ciudad del norte.

“Actualmente ofrecemos unos 250 cursos, que tienen que ver con 13 temáticas diferentes. Ultimamente, hemos adherido management, que tiene que ver con la formación de líderes y con la motivación y la negociación. Los cursos los dictamos de forma presencial, a distancia o in company, es decir en la empresa que lo solicite”, agregó.

-¿Por qué una organización certifica una norma?
– Muchas veces es requisito de un cliente o de un gobierno, que toma una norma y la hace cumplir como si fuera una ley. Pero el verdadero espíritu, es favorecer la innovación, ayudar al desarrollo de la producción de la industria o el comercio. Certificar una norma nos puede mostrar cómo hemos avanzado en calidad, en seguridad o en eficiencia. Además, sirve para sistematizar las actividades.

“Las empresas empezaron a darse cuenta que la normalización no es un gasto si no una inversión. El cumplimiento de las normas y el hecho de tener un certificado, sirve para ganar prestigio y la confianza de los clientes y también para identificar ciertos gastos que a veces parecen imperceptibles”.

-¿Cómo es la situación de las empresas bahienses respecto al pedido y al cumplimiento de las normas?
– Hace más de 10 años que estamos en Bahía Blanca y con el correr del tiempo, hemos ampliado nuestra cartera de clientes. No todos los usuarios consumen todos los productos, ni todos están certificados por nosotros.

“En Bahía se ve una actividad bastante movilizadora. Hay mucho trabajo por venir. Para poder insertarte al mundo de hoy, tenés que aggionarte a las nuevas normas internacionales. Los procedimientos son cada vez más exigentes y las normativas, cada vez más rigurosas. Por ejemplo, en el rubro alimentos, las grandes cadenas de supermercados ya piden a sus proveedores el cumplimiento de la FSC 22.000 para poder comprarle los productos”.

¿Cómo es el acercamiento hacia las diferentes industrias?
– Por un lado, las empresas nos vienen a solicitar o nos consultan por diferentes procesos o servicios. De todos modos, nosotros tenemos una política de permanente acercamiento, por eso nos acercamos a través de las cámaras, a través de los gobiernos o mediante charlas o conferencias.

“Además, cuando hay un producto nuevo o una norma que se actualizó, vamos a las empresas y comentamos la novedad. La última modalidad que hemos incorporado es realizar desayunos de trabajo, para acercarnos a diferentes grupos de interés, desde consultores hasta responsables de recursos humanos, pasando por Universidades y organismos públicos”.

“La certificación de normas es cada vez más requerido y lo estamos viendo con la ISO 9001 2015 que habla del sistema de gestión de la calidad y a la que están accediendo todas las organizaciones que tenían la versión anterior y muchas nuevas”.

-¿Cómo ha avanzado la relación con la Unión Industrial en los últimos años?
– El año pasado firmamos un convenio que está inscripto en el acuerdo que ya teníamos con UIPBA. La idea es formar una alianza y beneficiarnos mutuamente. Buscamos brindar mejor información a los asociados, llegar de una manera más directa y brindar capacitaciones en conjunto. Además, IRAM podrá utilizar las instalaciones de la Unión para el dictado de cursos o capacitaciones.
“De hecho, la primera actividad que estamos lanzando con la Unión Industrial tiene que ver con un curso extensivo de formación en especialistas en gestión de la calidad, que se brindará de abril a noviembre”.

Los contenidos del curso
• Los requisitos de la norma ISO 9001 2015.
• Formación de equipo, comunicación y liderazgo.
• Realización de análisis del entorno.
• Análisis de riesgo.
• Formación para convertirse en auditor interno.
• La carga horaria será de cuatro horas semanales y está dictado por un equipo de profesionales.
• Puede participar cualquier persona que esté interesado en formarse como facilitador o responsable en el área de calidad.

Por Cristina Sánchez Biurrum | Gerente Región Buenos Aires Sur

Tiempo Industrial 114 – Año 11 – Páginas 18-19