Fabricar ladrillos con restos de yerba mate, la original idea de una estudiante de la UNS

Desarrollo Sustentable

Compartir

Se llama Stefanía Bulleri, tiene 19 años y curiosamente, estudia Derecho. Con su original iniciativa, la oriunda de Villa Regina obtuvo uno de los segundos premios de un concurso organizado por el Banco Francés.

“Siempre fui de juntar cosas usadas y reutilizarlas”.

Así comienza la historia de Stefanía Bulleri, una estudiante de la UNS, de 19 años, que tuvo una idea revolucionaria que acaba de recibir uno de los segundos premios del “Concurso Mi Primera Empresa”, promocionado por el BBVA Francés.

La jovencita oriunda de Villa Regina presentó un proyecto que propone fabricar ladrillos ecológicos incorporando en su manufactura desechos de yerba mate, y obtuvo 30 mil pesos como reconocimiento.

La yerba mate tiene propiedades que inmunizan el humo que emiten los hornos de ladrillos Ambas funciones convergen en la cocción ecológica de uno de los principales insumos de la construcción.

“Lo hice pensado en el medioambiente porque siempre estuve orientada para ese lado”, agrega. Stefanía afirma que si se llevaran a cabo, estos ladrillos serían más económicos que los convencionales porque gran parte del producto se realizaría con materia reciclada, lo que disminuye mucho los costos.

“Un punto del proyecto es instalar puntos verdes en diferentes lugares públicos, como Parques y Universidades, para poder recolectar la yerba mate que ahí se desperdicia”, explicó la rionegrina.

Una idea ecológica, con un material que, al menos en Argentina, es utilizado cotidianamente. ¿Se imaginan cómo serían las nuevas casas verdes?

Mil jóvenes sub 20 de todo el país participaron en el concurso de innovación “Mi primera empresa”. Los planes de negocios presentados fueron evaluados por un grupo de expertos en temas financieros. Entre las innovaciones más importantes se destacan los ladrillos ecológicos hechos de yerba mate y la elaboración industrial de vinagres y dulces de frutas.

El proyecto ‘Qué Rico’, de Selene, fue el que obtuvo el 1er premio por el que recibió $50.000. Su idea de negocio se basa en una empresa dedicada a la elaboración industrial de vinagres y dulces de frutas. Además, la pulpa sobrante del proceso de fermentación del vinagre, se procesa y se fabrican mermeladas.

Tiempo Industrial 112 – Año 11 – Página 19