Influencia de las expectativas sobre la inflacion futura

Economía

Compartir

Si realizamos una mirada retrospectiva con relación a la inflación del siglo XIX y lo transcurrido del siglo XX veremos que el mismo se divide en dos periodos bien definidos, de 1900 a 1944 y de 1945 al 2016.

El primer periodo de 1900 a 1944 la inflación promedio fue del 2,4% anual y coincidentemente fue el periodo donde Argentina estaba dentro de los 7 países más desarrollados.-

El segundo periodo de 1945 a 2016 fueron 71 años de mayor inflación, donde la inflación promedio fue del 120%  anual (excluyendo el periodo de convertibilidad), para dar una idea de magnitud recordemos que un peso de hoy  es equivalente a 10.000.000.000.000.- (diez billones) de pesos moneda nacional de 1969, es decir le hemos quitado a nuestra moneda 13 ceros, coincidentemente este periodo ha sido el de mayor decadencia de nuestro país.-

Que podemos esperar mirando al futuro? En ese caso es fundamental el cambio de la credibilidad ya que si la misma no existe, las expectativas racionales serán negativas, es  decir esperaremos más inflación  y más decadencia, en cambio sí existe credibilidad las expectativas serán racionales positivas, y en la medida que se vea que el gobierno actúa en consecuencia y aplica políticas para que la inflación tome el camino descendente y el objetivo final es tener dentro de 4 años una inflación de un digito, las expectativas inflacionarias tenderán a disminuir.-

Que podemos pensar para los próximos años con relación a la inflación y al desarrollo económico de nuestro país?

Tenemos dos puntos positivos muy importantes que son los siguientes:

  • La inflación del último semestre del 2016 fue del 10,2 % semestral y anualizada nos da una inflación del 21,4% anual, si tomamos la inflación del último trimestre del 2016 la inflación fue del 4,35% que anualizada da una inflación del 18,61%, estos números nos permiten pronosticar una inflación entre un 18% y 21% anual para el 2017.-
  • En cuanto al desarrollo económico de nuestro país, los 100 mil millones de dólares blanqueados hasta el 31-12-2016 nos permite inferir que las expectativas futuras son racionalmente positivas, ya que en este caso están apoyadas por una cifra inédita, que ni el más optimista podrá haber imaginado, y según algunos tributaristas, la cifra podría alcanzar los 130 mil millones de dólares al 31 de marzo del 2017.-

Autor,  Oscar V Biondini, Consultor Financiero

Publicado en Tiempo Industrial Nro, 101, Febrero 2017