La demanda laboral industrial bahiense durante 2017

Centro de Estudios Economicos

Compartir

Aún con oscilaciones a lo largo de los bimestres, el I.De.La.I muestra claramente que 2017 fue un año de recuperación para la demanda laboral de la industria bahiense. En esta nota se brindan detalles sobre el desempeño del índice durante 2017 y su comparación con años anteriores.

Durante 2017, el I.De.La.I reflejó un comportamiento bastante inconstante. En el Gráfico 1 se observa que comenzó con los dos primeros bimestres en valores similares a los que se venían registrando en mediciones anteriores (52,9 I bim, 53,5 II bim) y en el tercer bimestre tuvo un gran descenso en el nivel de pedidos de industriales (39,4 puntos), con el segundo valor más bajo obtenido. A partir de allí, el indicador logró ir aumentando su valor (52,3 IV bim, 60 V bim), llegando al último bimestre con 61,2 puntos, cifra que no se alcanzaba desde principios de 2015.
Al analizar las cifras alcanzadas desde inicio de las mediciones (Abril 2014) hasta el período actual, el indicador cerró el año con un 38,8% menos de pedidos de puestos de trabajo, unos de los valores más altos alcanzados. Si se compara contra igual bimestre del año anterior, la mejora fue del 14,3%.

Gráfico 1: Índice de Demanda Laboral Industrial de Bahía Blanca (base abril 2014 = 100

Al observar los últimos tres años y según muestra el Gráfico 2, el 2017 parece ser un año de recuperación, donde se logró alcanzar el nivel promedio que se había alcanzado en 2015, mientras que el 2016 fue un año muy contractivo. Además, se registraron valores elevados que no se registraban desde inicios del índice en 2014.

Grafico 2: Índice de Demanda Laboral Industrial de Bahía Blanca – Promedios (base abril 2014 = 100)

Al comparar por año la evolución de los bimestres (Gráfico 3), es posible encontrar comportamientos similares. El año comienza con valores equivalentes a como finalizó el año anterior, obteniendo cierta estabilidad donde no ocurren importantes oscilaciones de bimestre a bimestre. También, se puede afirmar que el tercer bimestre es un período fuertemente contractivo, donde suele ocurrir un gran descenso del nivel del indicador y se registran los valores más bajos. Y finalmente, los demás bimestres del año aumentan su valor intentando recuperar el nivel inicial, destacándose este año al concluir con una leve mejora, situación que no venía ocurriendo en los últimos dos años.

Gráfico 3: Índice de Demanda Laboral Industrial de Bahía Blanca – Evolución por años

En relación a la evolución por rubros, en el VI bim 2017 solo Agroindustria obtuvo buen crecimiento respecto al bimestre anterior, con una importante mejora desde hace ya dos mediciones atrás. Si bien hubo otras dos categorías que no descendieron, las mismas se mantuvieron estables: Gen, Transp y Dist de Gas y Elect e Industria Petroquímica.
En cuanto a las contracciones, la única categoría que sufrió un gran descenso en comparación al último bimestre fue Construcción, que ya venía decayendo. Existieron más rubros con disminución pero en menor nivel: Alimentos y Bebidas, Metalúrgicas y Productos Metálicos, Servicios Industriales, Transporte y Logística y Otros rubros industriales y de servicios industriales.
En el Gráfico 4, se observa la proporción de pedidos por cada uno de los rubros desde que se comenzó a calcular el índice, considerando como base el total de personal demandado en Alimentos y Bebidas, que es grupo con mayor cantidad de pedidos de empleo a lo largo del período evaluado.
Según se observa, a simple vista existen dos grandes grupos diferenciados en cuanto al nivel de demanda de trabajo industrial de la ciudad. Por un lado se encuentran los rubros de Alimentos y Bebidas, Agroindustria y Transporte y Logística, claramente superiores a los demás rubros. Por otra parte, el resto de los sectores parece compartir en similares proporciones los pedidos de mano de obra, con una concentración menor que los anteriores. El rubro con menor pedido de personal para cubrir puestos de empleo a lo largo de todo el período fue Generación, Transporte y Distribución de Gas y Electricidad.

Gráfico 4: Proporción de personal demandado (base Alimentos y Bebidas = 100)

En relación a los pedidos según continuidad, en el sexto bimestre continúa prevaleciendo la cantidad de pedidos de trabajadores eventuales sobre los permanentes. Además, se alcanzó la mayor desigualdad del año entre ambos, con un aumento de los pedidos eventuales, con solo un 20% de trabajos fijos.
En cuanto a su función, en el último bimestre del año disminuyen su participación los puestos administrativos y de ventas y por ende prevalece la demanda de trabajadores técnicos, ya que los gerenciales, si bien tuvieron una leve mejora, mantuvieron su valor. Esta variación es típica en un 2017 que mostró una oscilación constante en la proporción de pedidos según función.
En referencia a la demanda según calificación, el año terminó con la misma participación de pedidos profesionales y no calificados que el bimestre anterior. Asimismo, sigue predominando los puestos no profesionales, con una gran disparidad respecto a los calificados.

Gráfico 5.1: Evolución según continuidad

Gráfico 5.2: Evolución según función

Gráfico 5.3: Evolución según calificación

Siguiendo con el análisis, en el Cuadro 1 presentado a continuación se detallan los momentos en donde se han registrado los mayores y menores pedidos para cada categoría, así como la proporción demandada por cada uno a lo largo de los años calculados.

Si bien en lo que respecta a función y calificación no hay presencia del año 2017, en relación a continuidad se observan el IV bimestre con el menor valor de puestos eventuales y mayor proporción de puestos permanentes, lográndose el bimestre con mejor distribución de esta clases de puestos.

Cuadro 1: Continuidad, Función y Calificación – Promedio anual, máximo y mínimo.

Fuente: Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de Bahía Blanca

Gráfico 6.1: Evolución según continuidad por años

Fuente: Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de Bahía Blanca

Gráfico 6.2: Evolución según función por años

Fuente: Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de Bahía Blanca

Gráfico 6.3: Evolución según calificación por años

Fuente: Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de Bahía Blanca

Consideraciones finales
El Índice de Demanda Laboral Industrial (I.De.La.I) es un indicador económico elaborado por el CEEUIBB para conocer la evolución del mercado laboral. Específicamente, mide la demanda de trabajo (cuantificado en pedidos por parte de las empresas), en un mes dado, contra el respectivo número del período considerado como base (mes de abril de 2014).
Durante 2017 este indicador mostró una recuperación en el ritmo de solicitudes, aunque permanece muy por debajo de los valores iniciales de la serie (casi 40% menos). El detalle más interesante del año analizado es que finalizó con un leve incremento respecto al bimestre anterior, contrariamente a lo que habitualmente sucedió sobre finales de los años anteriores.
Finalmente, es importante tener en cuenta que si bien este índice no necesariamente refleja incorporaciones netas de personal, muestra el ritmo de solicitudes, y por ende, el dinamismo y la potencialidad de sector industrial para absorber mano de obra bahiense.

 

Por Paula Rodriguez | Licenciada en Org. Industrial. Asistente CEE-UIBB

Tiempo Industrial 113 – Año 11 – Páginas 8-9