La revolución renovable se consolida y llegó para quedarse

Desarrollo Sustentable

Compartir

Energía a partir de residuos de la industria agropecuaria. Uno de los 66 proyectos adjudicados del Programa RenovAr 2 promete importantes inversiones y fuentes de trabajo.

El Ministro de Energía y Minería de la Nación, Ing. Juan J. Aranguren y el Subsecretario de Energías Renovables, Ing. Sebastián Kind presentaron los 66 proyectos adjudicados de la Ronda 2 del programa RenovAr, correspondientes a las tecnologías Eólicas, Solar, Biomasa, Biogás, Biogás de Relleno Sanitario y Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos.

Seeds Energy Group, dedicada al diseño, construcción y operación de plantas sustentables de energía renovable, participó en las licitaciones lanzadas por el Gobierno para incorporar energía limpia al sistema eléctrico nacional, con dos proyectos: un establecimiento de 2,4 Mw en Pergamino y otra de 2 Mw en Venado Tuerto.

Las propuestas buscan transformar los residuos y los subproductos de la industria agropecuaria y las ciudades en energía limpia y sustentable, utilizando tecnología de biodigestión anaeróbica, que permitirá aprovechar toda la biomasa vegetal de la industria semillera de las zonas en donde se planea instalar las dos plantas.
También puede nutrirse de los residuos orgánicos de los establecimientos de cría de animales.
La ubicación de las plantas de Seed Energy en Venado Tuerto y Pergamino se vincula a que en ambas ciudades se generan miles de toneladas de biomasa vegetal (principalmente chala y marlo de maíz), que pueden transformarse en energía renovable, reduciendo el impacto ambiental y generando puestos de trabajo en la región.

Entre ambas plantas generarán el 5% del consumo eléctrico de ambas ciudades, ubicadas en la zona núcleo, utilizando también guano de granjas avícolas, suero de la industria láctea, desechos de tambos, feedlots y frigoríficos.

En el mediano plazo ofrecen además la posibilidad de utilizar la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos de las dos localidades para transformarlos en energía limpia y sustentable.

La etapa de construcción de las dos plantas generará entre 80 y 100 empleos y cuando estén operativas, su principal subproducto será un biofertilizante orgánico de alta calidad y rico en nutrientes.
Fuente: www.iprofesional.com

Tiempo Industrial 112 – Año 11 – Página 17