Las ventajas de los Parques Industriales

Parques Industriales

Compartir

Sacar las áreas industriales del tejido urbano, generar puestos de trabajo en el rubro construcción, acceder a beneficios por trabajar en comunidad y reducir costos son algunos de los principales beneficios.

RedPARQUES tiene como objetivo generar una conciencia colectiva sobre la importancia del Parque Industrial como una institución más de la sociedad, a la par de la escuela, el hospital, el polideportivo o la iglesia. En este caso, se trata del ámbito donde desarrollamos los procesos productivos.

El primer rol que va a cumplir el mismo es sacar todas las áreas industriales del ejido urbano para ordenar el funcionamiento de pueblos y ciudades.
La entidad pretende lograr que en cada pueblo de la Argentina exista un Parque Industrial y dos a tres en ciudades medianas.

En la Argentina existen 2.500 localidades, esto quiere decir que tendríamos que generar más de dos mil agrupamientos nuevos en los próximos años, para ser un país industrial sostenible.

Además, el parque industrial genera riqueza local y oportunidades de crecer a la comunidad en su conjunto.

Un caso emblemático es el de Tres Arroyos, que en 1975 creó su Parque Industrial público y que, en cuatro décadas, logró la radicación de más de 40 empresas que cambiaron la dinámica del Municipio, generando empleo directo e indirecto para más de 3.150 personas.

Por otro lado, la relocalización hoy es un proceso continuo. Según relevamientos de RedPARQUES, se espera que para 2022, el 30% de las industrias del país estén radicadas en parques industriales. Hoy esa cifra es del 14%, lo que equivale a unas 8.000 empresas, que generan el 15% del empleo industrial -según datos provistos por el Ministerio de Producción Nacional-.
Hay que tener en cuenta que el 80% de las empresas que se radican en parques son pymes, mientras que el 20% restante está constituido por grandes empresas, la mayoría multinacionales.
La instalación de estas compañías en parques generará además puestos de trabajo en el rubro de la construcción, ya que instalar una empresa en una zona industrial requiere de todo un trabajo previo de construcción y equipamiento de los galpones.
En el interior del país, por otro lado, ganan protagonismo aquellos parques que se encuentran cerca de los puertos o vías de acceso rápido a cada ciudad y son ocupados especialmente por compañías que trabajan con materia prima derivada del agro, y que luego comercializan mercaderías al resto de la Argentina o la exportan.

Por este motivo, se estima que se duplicará la cantidad de Parques Industriales, que hoy suman 402 en todo el territorio nacional, dada la necesidad de concentrar en un solo lugar, logística, seguridad, producción y servicios, entre otros factores.

Casi el 40% de los parques que hay en el país se concentran en la provincia de Buenos Aires. En cuanto a los costos, el valor de la tierra industrial está en alza, desde 45 a 200 dólares el metro cuadrado.
La mayoría de las pymes en la Argentina están acostumbradas a funcionar solas. El esfuerzo que hacen para ser sostenibles y competitivas es similar al que deberían hacer operando en un desierto. En cambio, si una pyme forma parte de una comunidad de empresas localizadas en un parque industrial, todos los beneficios que existen se amplifican.

Por un lado, bajan considerablemente los costos en seguridad, servicios de limpieza, recolección de basura, capacitación de su personal, obras de infraestructura adecuada para la industria, seguros, áreas comunes, forestación, entre otros.
Por otro lado, cuando la empresa se relocaliza, accede más fácilmente a los beneficios crediticios e impositivos, cuenta con la seguridad jurídica de su capital en el tiempo, establece sinergias con las demás empresas, puede impulsar que su cadena de valor se localice en el mismo agrupamiento, y estar conectada para generar mejores soluciones a problemáticas comunes.

Por Martín Rappallini | Presidente de la Red de Parques Industriales de la Provincia de Buenos Aires

Tiempo Industrial 113 – Año 11 – Página 11