Propuesta de modificación de la fórmula de ajuste previsional

Economía

Compartir

Algunos interrogantes respecto al nuevo cálculo de las jubilaciones.

Dentro de los cambios previstos en el campo económico, se destaca la propuesta de modificar la fórmula polinómica establecida en 2009 por ley. Dicha operación está compuesta por la variación de la recaudación tributaria, sumado al índice salarial elaborado por el INDEC o el RIPTE (Remuneraciones Imponibles Promedios de los Trabajadores Estatales).

a = (0,5x RT + 0,5 x W), siendo RT recaudación tributaria y W variación salarial

Esta fórmula, con sus variantes fue rechazada en principio por diferentes organizaciones sociales y también por la CTA, dirigida por Hugo Yasky.
Es probable que la elección de este cálculo haya sido como consecuencia de haber intervenido el INDEC y modificado la conformación del índice de precios y por lo tanto la credibilidad de los mismos, ya que de haber ajustado por inflación (C.E.R), los haberes jubilatorios habrían aumentado entre 2009 y 2015, 111,9 % o el 11,33% acumulativo anual en el periodo de 7 años.
En cambio de haberlo ajustado por el índice de inflación del Congreso o del CREEBBA, los haberes jubilatorios habrían aumentado el 401,55% o el 25.90 % acumulativo anual para el mismo periodo.
La alternativa que se propone es ajustar el haber jubilatorio por inflación, es decir tener en cuenta el C.E.R., coeficiente de estabilización de referencia.
La pregunta aquí es la siguiente, ¿cuál de los dos sistemas de ajuste es el más estable y correcto?
También podemos preguntarnos, si se busca que el poder adquisitivo del jubilado sea creciente o que mantenga en forma constante el valor de su haber jubilatorio.
La modificación obtenida desde la vigencia del sistema de ajuste establecido a partir del 2009 da un resultado mayor en 2,48% anual promedio que si se hubiese ajustado por inflación, medida según el CREEBBA o inflación del CONGRESO.
Este resultado es aleatorio y el plazo de 9 años de vigencia es muy corto para poder definir si es aplicable en el largo plazo y si la continuidad es sostenible en el tiempo por una economía con un alto déficit fiscal.
¿Es sostenible en el tiempo la fórmula polinómica establecida a partir de 2009 o debe utilizarse un sistema de ajuste que mantenga estable el poder adquisitivo del haber jubilatorio?
Estas dos preguntas son las que debe contestar la política, teniendo en cuenta los fundamentos técnicos necesarios para tomar la decisión.

Oscar V. Biondini

Por Oscar V. Biondini | Consultor financiero

Tiempo Industrial 111 – Año 11 – Páginas 12