Reglamentación de las modificaciones en el monotributo

Políticas Tributarias

Compartir

Hubo cambios en condominios y sociedades y también en importaciones. Además se establecerán recategorizaciones. Se trata de la reglamentación de los aspectos incorporados en la última reforma tributaria.

Mediante el decreto 601/2018, se reglamentaron varios aspectos que habían sido introducidos en la última reforma tributaria, a través de la ley 27.430. Si bien ciertas cuestiones ya estaban establecidas en la ley, el decreto genera la aplicabilidad de la misma. Dentro de los principales aspectos que son tratados en el decreto podemos mencionar:

Condominios y sociedades:
El decreto deja en claro que “los socios de sociedades no podrán adherir al régimen por su condición de integrantes de dichas sociedades”.

Con respecto a la situación de los condominios de cosas muebles o inmuebles, se establece que cada condómino podrá adherir en forma individual al régimen siempre que todos los condóminos adhieran en forma individual por todas las locaciones del mismo condominio.

Esta opción sólo será de aplicación si todos los condóminos adhieren en forma individual al régimen, por todas las locaciones del mismo condominio.

De tratarse de locaciones de cosas muebles o inmuebles en condominio no adheridas al régimen, los condóminos adheridos por otras actividades deberán dispensar a tales locaciones idéntico tratamiento que el previsto para las participaciones en las utilidades de sociedades.

Recategorización:
La recategorización, procederá sólo cuando el pequeño contribuyente haya desarrollado sus actividades como mínimo durante un semestre calendario completo.
La anualización, se realizará cuando haya transcurrido al menos seis meses de actividad. De no resultar tal coincidencia, se mantendrá la categorización inicial hasta el momento de la primera recategorización.

Cuando de la proyección anual, surja que el sujeto queda excluido del régimen, por haberse superado los límites máximos aplicables conforme la actividad que desarrolla, el contribuyente permanecerá dentro del monotributo, debiendo encuadrarse -hasta la próxima recategorización semestral-, en la última categoría que corresponda a su actividad (H o K, según el caso).

Importaciones:
La nueva reglamentación clarifica esta cuestión, determinando que podrán importar bienes para la elaboración o producción, o bien para la prestación de servicios. Y, además, que podrán importar servicios, cuestión que antes no se encontraba indicada ni mencionada.

Otras:
La reglamentación indica que las actividades primarias tendrán el tratamiento dispuesto para las ventas de cosas muebles.

Obligación de emitir Factura Electrónica:
Por otro lado, y si bien no se encuentra determinado en la reglamentación mencionada, según informo la A.F.I.P., será obligatoria la emisión de comprobantes electrónicos a partir del 01 de Octubre de 2018, o la utilización de controladores fiscales. Esto obedece a la intencionalidad que tiene la Administración Federal de eliminar los comprobantes en papel y que toda la información sea digital.

Por Nicolás Bertoni. Coordinador Departamento Políticas Tributarias

Publicado en Tiempo Industrial 119.