Una buena y una mala para el comercio exterior

Comercio Exterior

Compartir

El acuerdo de libre comercio entre Argentina y Chile representa un signo alentador. Del otro lado, se implementó el pago de derechos a la exportación de servicios.

El final de 2018 y el inicio de 2019 trajeron buenas y malas noticias para el comercio exterior.
De un lado, hablamos del acuerdo de Libre Comercio que aprobó recientemente el Senado chileno y que ya había pasado con éxito por el Congreso de nuestro país. Del otro, se decretó el impuesto a la exportación de servicios.
El Acuerdo de Libre Comercio entre Chile y Argentina permitirá ampliar la relación comercial entre los dos países, más allá de lo contemplado en los acuerdos previos entre Chile y el Mercosur.

Se trata del Protocolo N°61 que complementa una serie de entendimientos ya vigentes, como el Acuerdo de Complementación Económica 35 MERCOSUR-Chile (ACE 35) y el Acuerdo para Evitar la Doble Tributación, de octubre de 2016.

Su implementación permitirá una mayor integración de la Argentina con la Alianza del Pacífico y también beneficiará a los exportadores argentinos a partir de la agilización de los trámites del comercio exterior, la eliminación de barreras para productos agropecuarios y manufacturados y la reducción de costos de transacción. En la Argentina, este acuerdo fue convertido en ley por la Cámara de Diputados el pasado 19 de diciembre.

El tratado entrará en vigencia a los 90 días de que las cancillerías de ambos países realicen el intercambio de notas informando que el acuerdo fue aprobado por el Congreso. Desde la Cancillería argentina informaron que el intercambio se va a dar en los próximos días.

Entre las novedades del acuerdo se destacan nuevas reglas para comercio electrónico, compras públicas y la incorporación, por primera vez para la Argentina, de disposiciones sobre género, pymes, medio ambiente y temas laborales. En telecomunicaciones, por ejemplo, se destaca la eliminación del roaming entre los dos países: transcurrido un año desde la entrada en vigor del acuerdo comercial, los proveedores de telefonía móvil deberán cobrar las mismas tarifas en los dos mercados. Mientras que, en comercio electrónico, hay disposiciones que tienden a eliminar la discriminación por origen entre productos digitales para incentivar la competencia.

Este tratado —que tuvo su aprobación definitiva por parte del Congreso chileno el pasado miércoles 9 de enero— refuerza el vínculo estratégico que existe entre los dos países: Chile está entre los principales destinos de las exportaciones argentinas (USD 2.621 millones en 2017) y es un comprador importante de manufacturas industriales y agropecuarias nacionales (el 75% de los envíos al país trasandino). Es, a su vez, el quinto inversor extranjero en Argentina con un stock de inversión extranjera directa (IED) de USD 4.000 millones en 2016, principalmente en industria manufacturera, comercio, transporte y minería.
Por otra parte, el pasado 28 de diciembre, el Poder Ejecutivo Nacional dictó el Decreto 1201/2018, estableciendo por esa vía administrativa el Impuesto a la Exportación de Servicios. Para ello, toma como base de sustentación legal la Ley 27.467 (Ley de Presupuesto) que entre otras cuestiones, introdujo modificaciones a los Arts 10, 91, 735 y 755 del Código Aduanero (CA).
Por la modificación del artículo 735 del código aduanero pone en consideración como será el valor imponible para la tributación de los servicios y será sobre el valor de factura.

Las Micro y Pequeñas empresas dedicadas a la prestación de servicios que exportan menos de 600 mil dólares anuales quedan exceptuadas del pago de derechos a la exportación. Para contar con el beneficio deben estar inscriptas en el Registro PyME del Ministerio de Producción y Trabajo.

No importa su condición tributaria, sino que estén registradas. Se asimiló esto a los 600.000 dólares de Exporta Simple, que no está gravado por retenciones.

Además, en el caso de tratarse de exportadores que en el año calendario inmediato anterior a la fecha de la declaración jurada hayan exportado servicios por menos de 2 millones de dólares, se les da un plazo adicional de 45 días corridos, sin intereses, para el pago de los derechos para asimilarlo a los derechos de mercancías físicas.

Link para inscribirse en el Registro Pyme.
Para mayor informacion: comercioexterior@uibb.org.ar

Por Lic. Pamela Lorenzo | Despachante de Aduana – Coordinadora COMEX

Publicado en Tiempo Industrial 125 | Año 12