Vestirse sustentable: los diseñadores de ropa se suben a la moda medioambiental

Grupo Textil

Compartir

La industria de la moda se vuelca al uso de fibras naturales, materiales reciclados y comercio justo.

En los últimos años, diversas iniciativas de producción sustentable fueron ganando espacio en la industria y las pasarelas, de la mano de nuevos diseñadores y marcas que cuidan el ambiente utilizando fibras orgánicas y materiales reciclados; y brindan condiciones de trabajo dignas e inclusivas, aplicando el modelo de comercio justo.

En esta movida aparecen marcas internacionales como Hermés, que lanzó una colección de tejidos sustentables con lana de vicuña y alpaca, confeccionados artesanalmente por mujeres originarias en Abra Pampa, Jujuy; y Ermenegildo Zegna, que desarrolló, junto a estudiantes de la Universidad de Palermo, una colección “cápsula” a partir de desechos de la industria textil.
Asímismo, “Proyecto Seda”, impulsado por el INTI y con financiamiento Europeo, busca difundir el cultivo sustentable del gusano de seda como actividad artesanal para 50 pequeños emprendimientos familiares en las provincias de Buenos Aires y La Pampa.
Stay True es una marca que fabrica prendas de algodón 100% biodinámico certificado, basado en los criterios de “agricultura regenerativa” del suelo desarrollados por Rudolf Steiner.

Hoy participan del proyecto 30 familias de la comunidad Quom de Pampa del Indio, en Chaco, con apoyo del INTA que proveyó las semillas libres de OGM (organismos genéticamente modificados).

Ropa Limpia es una red de firmas textiles y ONGs que producen en talleres con condiciones dignas de trabajo y cuidando el medioambiente, y promueven la creación de una guía de buenas prácticas y certificación de sustentabilidad para el sector.

En tanto, Positive Label, es un sello que agrupa a diseñadores y marcas que trabajan con criterios de impacto social y ambiental.

Tiempo Industrial 115 – Año 11 – Página 15